martes, 16 de noviembre de 2010

Embarazos Prematuros


La mayoría de las niñas sueñan con tener hijos, ya sea por imitar a sus mamás o simplemente por que la naturaleza llama. Pero con lo que ninguna niña sueña es con dejar la escuela, transformarse en adultas a los 15 años para ser madres adolescentes y tener la responsabilidad de cuidar, educar y mantener a un bebé.

El Instituto Nacional de Mujeres declaró que en 2005, la tasa de embarazo en las adolescentes de 12 a 19 años fue de 79 por cada mil mujeres; en el grupo de 12 a 15 años la tasa de embarazo fue de seis por cada mil; la tasa aumentó en las adolescentes de 16 y 17 años, a 101 embarazos por cada mil, y un incremento mayor se observó en las adolescentes de 18 y 19 años, quienes presentan una tasa de 225 embarazos por cada mil mujeres. Aunque no se tiene información fidedigna, se presume que la mayoría de los embarazos fueron no planeados o no deseados.

Los embarazos en adolescentes se dan en gran medida por la falta de educación sexual entre los adolescentes y la falta de información, acceso y mal uso de anticonceptivos, así como a prácticas de riesgo como el alcoholismo y la drogadicción, pero también la falta de empoderamiento de las mujeres para decir no a las relaciones sexuales, exigir el uso del condón y a complacer al hombre por inseguridad, juega un papel importante.

El problema de los embarazos adolescentes no sólo son las consecuencias psicosociales que generan en las madres adolescentes, quienes en la mayoría de las ocasiones dejarán la escuela para cuidar de sus hijos e ingresar al mercado laboral, lo que las pondrá automáticamente en desventaja competitiva para tener mayores ingresos y poder ofrecer a sus hijos una buena calidad de vida. También existen riesgos de salud para las madres adolescentes, pues su cuerpo aún no esta suficientemente fuerte para soportar el embarazo. La mortalidad relacionada con el embarazo y el parto es de dos a cinco veces más alta entre las mujeres menores de 18 años de edad que entre las de 20 a 29 años de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada